Sidebar

En 1920 gobernaba nuestro país Hipólito Yrigoyen, el primer presidente electo a través de la ley Sáenz Peña sancionada en 1912 y con cuatro años en su mandato. El teatro y el cine -mudo entonces- constituían los medios de esparcimiento para las salidas familiares, tan atractivos como los espectáculos circenses que se sucedían. Abundaban también los cafés o confiterías. En esos palcos desfilaban orquestas, cancionistas y recitadores. Dentro del hogar entonces y desde poco tiempo atrás se contaba con el disco, que permitía la reproducción de temas musicales previamente grabados, mediante el legendario fonógrafo, popularizado como Victrola, por ser ésa la marca registrada por sus fabricantes.

Pero llegó el 27 de agosto de 1920. En el viejo Teatro Coliseo de Buenos Aires actuaban esa noche la Orquesta del Teatro Costanzi de Roma y la Compañía Lírica del Teatro Municipal de Río de Janeiro con la dirección de Félix Weingartner y Eduardo Vitale respectivamente, que representaron el festival sacro Parsifal de Richard Wagner. La azotea del teatro, un rudimentario transmisor y un micrófono resultaron soporte suficiente para que ese 27 de agosto se materializará la primera transmisión mundial de radio de la mano de unos jóvenes dotados de escasos recursos técnicos, pero fundamentalmente de un tesón inquebrantable. Así nació la Sociedad Radio Argentina y aquella fue considerada, por muchos, como la primera emisión de radio programada de la historia, ya que todas las anteriores tenían un carácter experimental.

Los autores de la hazaña técnica y artística fueron el médico Enrique Telémaco Susini, junto con sus discípulos y amigos, los estudiantes Miguel Mujica, César Guerrico y Luis Romero Carranza, a quienes acompañó el ing.Teodoro Bellocq, readioaficionado entusiasta, todos fascinados por los últimos descubrimientos e inventos sobre las ondas hertzianas.

Otro 27 de agosto, el de 1968, la Sociedad Argentina de Locutores rescató del olvido el hecho y tributó un homenaje en vida a tres de ellos (ya había fallecido el Dr. Guerrico) y colocó una placa de bronce en el foyer del Teatro Coliseo que perpetúa la memoria de los pioneros de la radio. En esa oportunidad la SAL hizo pública la iniciativa de instituir a esa fecha como Día de la Radiodifusión Argentina, que con el apoyo de distintos sectores de la sociedad culminó en 1970 con el reconocimiento oficial a través de un decreto del Poder Ejecutivo Nacional.

Ya pasaron 100 años de aquel hito que marcó a fuego la vida de los argentinos y cambió para siempre la comunicación en el mundo dando nacimiento a la radiodifusión.

Cambiaron las formas, la tecnología, lo digital se abrió paso frente a lo analógico, pero la Radio sigue siendo la misma. Un formato que supo adaptarse a los cambios que se le presentaron a lo largo de estos 100 años de vida.

Hoy la SAL se transformó en SALCo, dando cobijo así a muchos comunicadores que hasta hoy no tenían quien los represente, adaptándonos también a los desafíos que los tiempos actuales nos han impuesto.

Y hoy, a 100 años de aquel acontecimiento histórico, en el año de nuestro 77 Aniversario, en medio de la pandemia de la Covid-19, rendimos homenaje a los “locos de la azotea” como se denominó a los Dres. Enrique T. Susini, César Guerrico, Luis Romero Carranza y Miguel F. Mujica, precursores de la radiodifusión argentina, en una reuníon virtual.

Los tiempos cambian, la tecnología se actualiza, pero no nos olvidamos de nuestras raíces, los esperamos a partir de las 19.00 en la paltaforma Zoom.

Enlace:  

ID de reunión: 757 1397 6807

Código de acceso: tJqhN5

COMISION DIRECTIVA NACIONAL

Sociedad Argentina de Locutores: Vidt 2011 - (C.P.1425) Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel/Fax: 011-4827-4611 (Líneas rotativas)

INICIO